Tag Archives: conducta

¿Cómo acostumbrar a tu cachorro a que no siempre estará acompañado?

perro solo

Desde el día que el cachorro entra a casa tiene que darse cuenta de que no siempre estará acompañado. Así aprenderá a estar solo en casa. Si se pasa todo el tiempo acompañado, considerara que es lo normal y, cuando tengamos que ausentarnos bastantes horas, no se acostumbrara. Podría crear con su dueño  una relación de dependencia que le impedirá madurar. En estos casos, es muy posible que cuando el perro se quede solo rompa cosas, se haga del baño por todos lados para llamar la atención.

Si no lo acostumbramos gradualmente a estar solo, se puede provocar un daño psicológico muy grave, con consecuencias lamentables.

La primera vez que lo dejamos solo en casa debemos tener la precaución de que sea de día y el perro este en una zona iluminada, con el radio o el televisor en marcha con volumen bajo para que se sienta acompañado. No estará de más colocar en el lugar donde se duerme una camiseta vieja que tenga tu olor para que no se sienta solo.

Nota: Aunque aprenda a quedarse solo, nunca lo dejes demasiadas horas, ya que se podría estresarse demasiado.

Fuente: El gran libro del perro, Andreas Hofer.

¿Qué hacer para que tu perro no ladre?

MyPOPI - ¿Qué hacer para que tu perro no ladre?

Que tu perro ladre es normal, pues es perro, pero en ocasiones puede llegar a ser exagerado y ladrar al menor ruido. Seguramente es porque nunca le enseñaste lo contrario. Pero aún lo puedes educar, aquí te damos algunos tips para que tu perro te obedezca cuando le indiques que no ladre.

  1. Cuando tu perro ladre dile “silencio” o “callado” o simplemente “NO” de manera firme y fuerte. Si tu perro deja de ladrar, de inmediato dale un premio.
  2. Si tu perro no hace caso a la orden de “callado” y continua ladrando. Da media vuelta e ignóralo retirándote y dándole la espalda. Si deja de ladrar, entonces dale premio.
  3. Si al tocar el timbre o la puerta sale corriendo a ladrar, inmediatamente dale la orden en un tono fuerte y firme. Si se calla prémialo. Este ejercicio deberás realizarlo con alguien que te ayude detrás de la puerta y escenifique la misma situación varias veces. Tu perro entenderá gradualmente hasta evitar los ladridos.
  4. Otra forma de hacerlo es colocarle un premio, galleta, pedazo de salchicha, etc. en su hocico y no dárselo completamente, es decir, dejar que lo mordisqué justo cuando ocurre el evento( que toquen la puerta o pase otro perro, etc.) De esta forma estará más concentrado en mordisquear el alimento en vez de ladrar. Al dejar de hacerlo, felicítalo o vuelve a premiarlo.
  5. Repite esta rutina varias veces durante el día, durante varios días. Tu perro entenderá gradualmente.
  6. Siempre prémialo cuando obedezca lo que pides.

Nota: No olvides que necesitas paciencia y constancia. Esta estrategia tardara algunas semanas para empezar a funcionar y dar resultados.

-Recuerda que es importante los paseos diarios para disminuir su ansiedad, esto también te ayudara a disminuir los ladridos.

 

Fuente: CaninosVip, Juan Carlos Gtz. Peleteiro

Mi perro salta encima de mí y de la gente

MyPOPI - Mi perro salta encima de mí y de la gente

Los perros pueden saltar por diversas razones pero las más comunes son  porque se sienten contentos o quieren obtener algún tipo de atención de alguien. Saltan porque para ellos es normal y nunca le han enseñado lo contrario. Desafortunadamente para mucha gente esto no es agradable y algunas veces puede resultar peligroso, como es el caso de los niños pequeños, podría tirarlos y lastimarlos. Entonces qué podemos hacer para evitar esa conducta.

Para comenzar debemos verificar nuestro comportamiento, si tu perro lo ha hecho desde que llegó a casa y tu respuesta es acariciarlo, decirle palabras alentadoras, jugar con él, etc., entonces estás recompensando a tu perro, has estado reforzando esa conducta.

Debes determinar si realmente quieres corregir la conducta, porque si un día te parece gracioso y otro lo reprendes, entonces confundirás al perro y no corregirás la conducta. Debes ser constante y paciente para obtener resultados.

Pasos a seguir para lograr evitar esa conducta:

  • Si tu perro brinca hacia ti y te haces para atrás le estas dando más espacio al perro y lo invitas a jugar. Cuando veas que va a brincar hazte para adelante o inclínate reduciendo el espacio sin decir palabra alguna. Entenderá que no hay espacio para que brinque.
  • Cuando llegues de la calle o entre alguna visita dile que lo ignore totalmente, permitan que pasen unos minutos para que se calme y entonces podrán hacerle caso pero no te muestres efusivo porque lo vuelves a alterar.
  • Enséñalo a permanecer sentado, hasta que tú le indiques que se pare. Una forma sencilla de enseñarlo a sentarse es con premios, muéstrale que tienes uno en tu mano, cuando lo vea y preste atención, tu mano dirígela hacia su cola tranquilamente, el perro tendrá que sentarse para ver hacia donde llevas el premio, en el momento preciso que se siente dale el premio y felicítalo. Repite el proceso varias veces hasta que no necesites llevar tu mano hacia su cola para que se siente.
  • No lo enseñes con castigos y gritos. Utiliza premios (puede ser afecto o un mini pedazo de salchicha de pavo baja en grasa) para dárselos cuando realice la conducta deseada.
  • Si hace el intento de brincarte dale la espalda y acarícialo hasta que se calme, explícales a las visitas que lo hagan cuando lleguen a tu casa o alguien intente acariciarlo en sus paseos.

Lo más importante es ser constante y muy paciente.

¿Por qué mi perro es agresivo?

agresividad-en-los-perros

La agresividad de un perro no se hace de un día para otro, aunque se escucha con mucha frecuencia que existen razas agresivas, esto no es determinante, depende en gran parte del dueño, aunque éste tal vez no se percate de que está fomentando la agresión. La soledad, la falta de entrenamiento, falta de socialización o una mala educación podrían ser posibles causas de esta conducta.  También es importante tomar en cuenta el entorno y las experiencias vividas por nuestro perro.

La herencia genética también influye aunque en un porcentaje menor.

Las formas más frecuentes de agresión son por dominancia, territorial y posesiva, también existe la agresión generada por el dolor, la redirigida y maternal.

  • Por dominancia: esta agresividad es la más común, se manifiesta cuando el perro quiere imponer su jerarquía dentro de un grupo, es decir que intenta ser el líder de la manada, ya sea con humanos o animales.
  • Competitiva: Esta agresividad generalmente se dirige hacia las personas con las que convive, ya sea con alguien determinado o con toda la familia, rara vez se dirige hacia desconocidos.
  • El perro suele presentar agresión competitiva cuando considera a esa persona un rango inferior y de pronto se muestra como líder.
  • Por miedo: Se manifiesta en perros inseguros y miedosos al enfrentarse a una situación extraña o en una situación que en donde sienta peligro.
  • Territorial: esta agresión se manifiesta cuando llega alguien ajeno a lo que él considera su territorio. Es más frecuente ver esta conducta en machos.
  • Maternal: Este tipo de agresión se da en las hembras cuando creen que sus crías se encuentran en peligro. Puede ser porque se acerquen demasiado o intenten agarrar a sus crías.
  • Por dolor: Puede darse porque el perro sienta alguna molestia física, tenga una enfermedad como epilepsia, enfermedades en el sistema endocrino. Es conveniente llevar al veterinario a nuestro perro en cuanto presente algún tipo de agresión para descartar cualquier padecimiento físico.
  • Redirigida: Se manifiesta cuando el perro se muestra agresivo hacia un estimulo al que no tiene acceso (como otro perro), entonces al no poder atacar a dicho perro ataca al dueño, es decir que dirige su agresividad hacia otro estimulo presente al que si tiene acceso.

Si tu perro presenta algún tipo de agresión en situaciones donde no debería, descartando un padecimiento físico que lo provoque, te recomendamos acudir con un etólogo para que te oriente para corregir la conducta.

¿Por qué los perros mueven la cola?

MyPOPI ¿Por qué los perros mueven la cola?

Los expertos señalan que es muy importante aprender a diferenciar un perro que se siente bien y a gusto, con uno que simplemente está moviendo su cola, pues aquí no hay una equivalencia.

En consecuencia, los perros mueven la cola aunque no estén precisamente felices. Si además de mover la cola el perro tiene las pupilas dilatadas, los músculos están rígidos, mueve sus orejas hacia adelante o atrás y su rostro tiene muestra cierta tensión muscular, lo mejor será retroceder. La cola del perro sirve para comunicar emociones fuertes y no necesariamente felicidad sino que también enojo, agitación o ira y en realidad, aprender a leer el movimiento de la cola de un perro puede ser toda una ciencia.

El movimiento de cola más común es aquel en el que va de una velocidad media a rápida, lo que significa que el perro le está dando la bienvenida al líder de la manada (o sea tú) indicando felicidad y sumisión. Entre más rápido mueva la cola, más excitado se encuentra el perro.La posición de la cola también tiene diferentes significados. Puede significar interés, desafío, dominio, confianza, relajación, miedo, confusión o incluso agresión. Una cola que está en posición casi horizontal sin estar rígida representa a un perro que le gustaría averiguar más sobre ti, que se encuentra interesado pero todavía no es desafiante ni agresivo.

 

Fuentes:

Trastornos de comportamiento

MyPOPI Trastornos de comportamiento

Durante la convivencia entre perros y seres humanos surgen a veces algunas dificultades, producto del comportamiento de los animales.

Estas dificultades se denominan problemas de conducta. Sin embargo, esta definición muchas veces no es compatible con la realidad.

El hecho de que el comportamiento de un perro no sea del agrado de su dueño o que le cause algunos problemas, no significa necesariamente que la conducta sea anormal o que se trate de un verdadero trastorno de conducta, sino más bien comportamientos normales para el perro pero indeseables para su dueño.

En general, muchos de los comportamientos indeseables que presentan los perros son reacciones normales ante diversas situaciones conflictivas que les plantean sus propietarios.

Veamos un ejemplo. Ringo era un cachorro de siberian husky al cual su propietario solía dejar mucho tiempo solo durante el día, ya que trabajaba más de diez horas diarias. Como Ringo se aburría sobremanera, solía romper diversas cosas. De regreso al hogar, su dueño lo castigaba por su mala conducta. Hasta que un día Ringo, mediante un gruñido, le demostró a su ocupado propietario que no toleraría ser castigado nuevamente. Esto fue suficiente para que la persona en cuestión solicitase una entrevista.

Resultó algo difícil convencerlo de que Ringo no tenía ningún problema de conducta sino que en realidad era él quien tenía un problema por la conducta de su perro, provocada por una situación que era incompatible con las necesidades del animal. Fue así como el contratar a un paseador de perros y el brindarle a Ringo objetos alternativos aptos para su destrucción solucionaron el problema.

Por supuesto que muchas conductas indeseables pueden ser verdaderamente anormales y además tener su origen en trastornos orgánicos de diversa índole. Si un perro comienza a orinar dentro de la casa por producir una mayor cantidad de orina a causa de una diabetes mellitus, su dueño no resolverá el problema a menos que un médico veterinario implemente un tratamiento para esta enfermedad.

Cuando un perro presenta un comportamiento indeseable para su dueño resulta entonces imprescindible diagnosticar si ese problema se debe a un comportamiento normal o anormal del animal. La consulta al médico veterinario o a un especialista en comportamiento animal será de vital importancia, ya que nadie mejor que ellos para determinarlo.

Autor: M.V. Claudio Gerzovich Lis
Comportamiento animal
Buenos Aires – Argentina.